Menu

Proyecto Visión 21

Ya se pueden controlar los drones con sólo mover los ojos

Dr. Francisco Miraval

15 de octubre de 2018

 

Sabemos que las miradas pueden expresar todo tipo de emociones y, de hecho, pueden hasta controlar las reacciones de las otras personas. Pero ahora, esas miradas también pueden usarse para controlar los drones. Así es: con solamente mirar en una dirección, el dron se moverá en esa dirección.

No se trata de ciencia ficción, sino de una nueva tecnología desarrollada por ingenieros de la Universidad de Nueva York, la Universidad de Pennsylvania y el Laboratorio de Investigaciones del Ejército de Estados Unidos.

Básicamente, el piloto del dron usa lentes que le permite dirigir el dron moviendo sus ojos, sin necesidad de mover la cabeza. Así de simple. Pero no se trata solamente de drones. De hecho, según el Dr. Giuseppe Loianno, de la Universidad de Nueva York, el proyecto se desarrolló para facilitar todas las interacciones entre humanos y robots inteligentes en el futuro cercano.

La nueva tecnología se basa en lentes capaces de detectar hacia dónde se mueven los ojos del piloto y, a la vez, usando una cámara de alta definición e información disponible en línea, los lentes pueden medir la distancia hacia el punto elegido por el piloto y enviar allí al dron.

La sencillez de la nueva tecnología permitirá que prácticamente cualquier persona pueda ser piloto de drones y que además los drones vuelen sin problemas de seguridad.

Además, los lentes no excluyen otras maneras de interacción entre el piloto y el dron, como gestos y expresiones vocales. A medida que la tecnología progrese, se espera que la tecnología sirva para ayudar a personas con problemas oculares o con otros problemas a comunicarse con drones o con robots para beneficio de esas personas. 

Se espera que la tecnología comience a usarse a partir de mayo de 2019, cuando se presente en la Conferencia Internacional de Robóticas y Automatización en Montreal, Canadá. Eso significa que tenemos algunos meses para entrenar nuestros ojos para comenzar a controlar robots.